Noticias

Call centers aportan más de 20 mil empleos a la economía dominicana

Con 20,177 puestos de trabajo directos al cierre de 2017, los call centers se mantienen como una puerta de fácil acceso al mercado laboral. Bajo los incentivos del régimen de zonas francas, abren espacio a jóvenes que se emplean en el área de atención al cliente para compensar sus gastos o costearse una carrera universitaria que le permita seguir adelante.

Las cifras oficiales apuntan a que República Dominicana cuenta con 72 empresas de call centers (incluyendo centros de contacto y BPO’s) que al final de 2017 representaban US$243 millones en inversión extranjera –el 5.4% acumulada por las zonas francas– y generaban el 12.2% de los empleos directos que ese sector aporta a la economía.

“Los call centers aportan cada año alrededor de RD$1,518.6 millones a la economía doméstica, en pagos por servicios de electricidad, a Infotep, agua, seguridad social y telecomunicación”, resalta Luisa Fernández, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE). “El total de empleos directos e indirectos que genera esta actividad, sobrepasa la cifra de 50,000 empleos”, apunta.

El CNZFE resalta, al enumerar parte de los atractivos que ofrece República Dominicana, que el país se encuentra en la misma zona horaria que la costa Este de Estados Unidos, facilitando así la comunicación con la población atendida en ese mercado.

Cita entre los incentivos que ofrece República Dominicana su “afinidad cultural” con Estados Unidos, matizado por un flujo migratorio permanente, así como el reconocimiento que hace Education First al colocar al país en la segunda posición entre las naciones de Latinoamérica con mejor “English Proficiency Index”.

Resalta el Programa de Inglés por Inmersión que promueve el Estado a través del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT) y que ha sido completado por más 100,000 jóvenes en los últimos años, así como el gran número de escuelas bilingües con que cuenta el país.

El MESCyT se propone entre sus metas otorgar 150,000 becas del Programa Inglés de Inmersión para la Competitividad entre 2017 y 2020, de las cuales facilitó 20,721 el año pasado, según sus memorias.

El Gobierno también fomenta un programa de enseñanza de inglés piloto para impulsar el sector, implementado a través del Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep). Asimismo, resalta la creación, bajo la coordinación de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona) y, con el auspicio del CNZFE, de un clúster que agrupa a todas las empresas del sector que operan en zonas francas, “con el propósito de identificar iniciativas de apoyo al desarrollo de la industria en el país”.

El CNZFE destaca que el país ofrece uno de los paquetes de incentivos fiscales más atractivos de la región, que incluye una exención del 100% de los principales impuestos nacionales y locales, según lo establecido en el Artículo 24 de la Ley 8-90, sobre Fomento de Zonas Francas, del 15 de enero de 1990.

Fuente: ElDinero