Noticias

País es autosuficiente en producción de arroz

El arroz es uno de los principales productos agropecuarios del país, debido a su importancia en la canasta alimenticia y su contribución al producto interno bruto (PIB) nacional.

Con una producción propia que en los últimos años ha representado el 97% de todo el arroz que se consume; República Dominicana es autosuficiente en la producción del principal alimento de los dominicanos. Actualmente, apenas el 3% que se importa es por el  tratado de libre comercio con Estados Unidos y Centroamérica o DR-Cafta.

La capacidad del mercado nacional por autoabastecerse con la producción propia de este cereal evita que los precios entren en una dinámica inflacionista y, a su vez, protege de las fluctuaciones cambiarias.

A estas ventajas se añade la importancia del arroz en la economía productiva dominicana y su transcendencia en la canasta básica familiar. Todo ello hace que el sector arrocero dominicano disfrute de estabilidad y que el abastecimiento de los mercados esté asegurado.

A las puertas de la primera cosecha de arroz de la primavera, las previsiones son halagüeñas, con una colecta extraordinaria que superará los 11 millones de quintales. Las autoridades públicas del sector confían que la certificación de semillas de calidad, la inversión en maquinarias y el buen manejo de la cosecha aúpen los resultados finales por encima de los 8,000 kilos por hectárea, lo que colocaría al país a la vanguardia en ese sentido, en igualdad con Japón y Estados Unidos.

Dinamismo económico
El cultivo de arroz es una de las actividades más importantes de la agricultura; moviliza más de RD$25,000 millones en los diferentes eslabones de la cadena productiva, contribuye a la seguridad alimentaria de los dominicanos, y beneficia a más de 30,000 productores de manera directa y a otras 250,000 personas de forma indirecta.

En 2009 el país se encaminaba a completar su cuarto año consecutivo de autosuficiencia arrocera al estimarse en más de 6.3 millones de quintales la cosecha de arroz de primavera, según las autoridades de Agricultura, que destacan que República Dominicana se ha convertido en el único país de América Central y el Caribe en ser autosuficiente en la producción de este cereal. Ya en 2006, y por primera vez en el país, la producción sobrepasó los 10,228,978 millones de quintales, superando el consumo anual de 9,650,000.

Según los expertos, estas cifras reflejan que República Dominicana es “plenamente autosuficiente” en el sector arrocero, ya que suple a cabalidad su demanda interna. Explican, asimismo, que durante los últimos nueve años (2005-2013), en el país se produjeron en promedio 11.2 millones de quintales de arroz pilado o blanco, y se importaron apenas 421,000 quintales, un volumen que equivale al 3.90% de la cosecha local. Estas cifras demuestran que República Dominicana posee condiciones para cultivar en volúmenes considerables y capacidad para exportar a Estados Unidos variedades especiales, como, por ejemplo, el arroz aromático.

Variedades
El arroz nacional, con variedades como Jaragua, Puita CL o Quisqueya, tiene cualidades culinarias excepcionales que lo distinguen entre los arroces de mayor calidad de la región. Se estima en un valor superior a los RD$20,000 millones el valor anual de la producción de arroz. Cerca de 1.3 millones de tareas sembradas dos veces al año están bajo cultivo del cereal mayormente apreciado en la mesa de los dominicanos, por su textura, sabor y resultados culinarios.

Fuente: Listin Diario

Zonas francas impactan más de 460 mil empleos

Los parques de zonas francas de la República Dominicana aportan, aproximadamente, 163,147 empleos directos y más de 300 mil indirectos, […]

Leer más

Exportaciones dominicanas sin la minería ni las zonas francas bajan -3%

Las exportaciones dominicanas, sin contar las de zonas francas y minería, decrecieron 3.04% en el 2016, al compararlas con las […]

Leer más

Zonas Económicas Especiales: Por qué el Perú busca promoverlas

Pedro Pablo Kuczynski asumió la Presidencia de la República del Perú en junio del 2016. Desde entonces, han transcurrido 12 meses […]

Leer más